El Silencio es el Verdadero Lenguaje de las Almas

...

miércoles, 21 de junio de 2017

Silencios Propios


"No me escribas los Silencios si son míos..."

Le susurró al oído cuando se despedían. Ella, un torbellino de emociones; Él, un mar en calma.

Impaciente, a medio camino entre desprenderse de ese caparazón de un tirón, o pisar sobre seguro, ir poco a poco, disfrutando del camino, saboreando cada detalle, cada conquista de sí misma, de conocerle un poquito más, y sobre todo, de comprender que si ella necesita sus silencios, él también.

Qué curioso es el destino, caprichoso un rato largo, pero es fascinante cómo construye los caminos que nos llevan a encontrarnos, y por tanto, a disfrutar de personas que posiblemente nunca descubriríamos y que, sin embargo, su vacío existiría en nosotros.

Son como estrellas fugaces, no sabes cuándo ni cómo aparecerán, pero lo inundan todo de luz. Una Luz que nos puede dar miedo, por lo inesperada, o por lo que nos hace sentir en ese instante, pero que sin duda, es única y hay que vivirla con intensidad, porque el destino es como es... Y decide.

Así que, perdona, perdona por a veces escribir en tus silencios, porque tuyos son, pero hay instantes que te contaría mil historias para distraerte, o te haría mil preguntas para conocerte más, y me cuesta callarme. Porque eres mi Estrella fugaz y quiero vivirte.

P.D.: No me sale ser de otra forma contigo, pero no escribiré en tus Silencios, porque hasta ellos me hablan de ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario