El Silencio es el Verdadero Lenguaje de las Almas

...

viernes, 28 de septiembre de 2012

Cansada



Cansada, cansada, cansada y por si no quedaba claro, Cansada... Así llevo durante más de una semana, comenzó siendo una simple tendinitis en mi hombro derecho, la cual me visita últimamente con regularidad, a ella se unió mi cuello, el cual lleva un ritmo diferente desde que tuve un accidente hace más de 10 años, anoche, el hombro izquierdo, y por el momento, esta mañana mis dorsales, solo me faltan esas lumbares que tanto quiero y que desde hace 6 años vienen con mochila, véase, dos hernias discales que hacen la delicia de este pastel... Podría contar alguna historia, unoduetre, cualquier otra cosa, pero es que no puedo, ni fisio, ni pastillas, ni aparatos para relajar, ni cabestrillo, ni mierdas... Necesito quejarme, porque parece que no me puedo quejar, si me duele algo, me callo, si me hacen daño, sonrío, y si tengo que estallar, lo hago en la intimidad de mi oscuridad... Así me ha tocado y me niego a no dar el taconazo... Te echo de menos, tú haces que el día cambie, que me ría, que me saques de mis casillas, y al final, olvide el dolor; pero todos tenemos nuestras cosas y nuestro día a día... Y la verdad, aunque lleve varios días soñando contigo, cosa rara, y preocupándome, no puedo estar siempre encima, porque luego me dices... Pesada! Pero no lo puedo evitar :)

Lo bueno, que aunque no pueda, saco fuerzas de donde no hay, y como le dije a un buen amigo, no puedo parar mi vida y perderme lo inesperado...

P.D.: Cansada, hecha un trapo, pero haciendo planes para el finde, porque lo que está claro, es que no volverá...

sábado, 22 de septiembre de 2012

Cincuenta y cuatro

Suspiro entre gemidos de placer... Tus frías manos se pierden en mi piel... Recorriendo mi espalda, descubriéndola en su caminar, presionando, acariciando... De repente, cosquillas, río, salto, sonríes, me haces callar... Estrujas cada centímetro, cada pliegue dolorido, cada músculo agotado, exhausto... Te siento susurrar palabras que no entiendo, pero que siento... Susurros que acarician, que fluyen desde mis nalgas hasta mi alma, que me erizan, que me despiertan, que sin más, me elevan... Tu piel caliente se mezcla con la mía, en armonía, donde la piel ya no se sabe si es tuya o mía, donde bebemos el uno del otro, donde mis gemidos alimentan tus suspiros, donde cada embestida es un grito en tu oido, donde mis piernas te aferran, donde tus brazos me encadenan, donde cada beso es un "Te quiero" escrito con nuestras lenguas... Me miras, te miro, suspiro, jadeas, mis uñas en tu espalda, se pierden en tu pelo, tu boca devorando mi cuello, saboreando mis tetas... Tu última embestida, la eternidad entre mis piernas...

P.D.: Suspiro entre gemidos de placer... Me susurras... "Seguro que ya no te duele el cuello..."

jueves, 20 de septiembre de 2012

CaparazON

Y tras este momento sin caparazón, vuelvo a mi lugar...

P.D.: Siempre he confiado en el tiempo y su sabiduría, puede que existan más caminos para mi, puede que no, pero mientras, disfrutaré de las vistas...

miércoles, 19 de septiembre de 2012

HablarTe a los Ojos

Hablaaaa, háblame... Eso me decías desafiante entre risas, entre bromas, esperando que dijera alguna chorrada, aunque sabes que no es así... También sabes que aquí me siento más cómoda para hablar de ciertas cosas, para abrirme mejor, abrir el alma, porque me impones y al final, mis palabras se diluirían en silencios... Pienso muchas veces en ti, sé que lo sabes, pero te lo recuerdo; he intentado mirar a otros, mirarles como te miraba a ti, como te sentía a ti, sinceramente no puedo, creo que te has dado cuenta en este tiempo, no doy pie con bola, hay algo que falla, hay algo que les falla, al margen de mi desconfianza... Sabes? He sufrido mucho contigo, porque han existido momentos muy duros, y ambos sabemos todos los que han sido, pero también tengo algo muy claro, y es que eres el único hombre que me ha hecho feliz, qué cosas, feliz sin más, sin buscar nada más, sin esperar nada más, solo el saber que estabas, eso me hacia inmensamente feliz; ahora estás, de otra forma indudablemente, pero estás... Podría decir muchas cosas, sentimientos, opiniones, palabras, al fin y al cabo, palabras, pero no hace falta, sabes cómo soy, cómo pienso y cómo siento... Y creo que con eso, sobra, somos más de silencios envueltos en música...

P.D.: Por mil veces que me tropezara en tu piedra, mil veces volvería a pasar por ese camino, para tropezarme contigo...

lunes, 17 de septiembre de 2012

Posible? Sí



"Cómo fue posible?" se dijo para sí, mientras una triste sonrisa asomaba entre sus labios, cómo haber llegado hasta ahí, cómo tantos momentos, cómo tantas risas, besos, caricias, miradas... Y ahora, sentada en un banco de la estación, esperando un tren que la devolvería a su vida, a otra realidad, a la que no le gustaba tanto, pero que no podía cambiar... Miles de pensamientos revoloteando por su mente, buenos, llenos de alegría, de deseo desenfrenado, de provocación, de noches sin dormir en sus brazos, de susurros, de gemidos, de suspiros, de pasión descontrolada y de entrega en estado puro... Por otro lado, nervios, nervios del primer día, de la primera caricia, ausencia, de los días en los que estando, no existía, de no ser suficiente, de miradas frías, de silencios eternos y vacíos, de un no saber por qué, de momentos malos y tristes, de noches en vela sin saber dónde está... Pensamiento a pensamiento, se mezclaban sonrisas, una lágrima, una medio risa, un pañuelo que se busca en el bolso, susurros que solo su alma entiende, y un largo suspiro lanzado al viento, sin rumbo, buscando el ahogo, buscando el más profundo desaliento... Buscando en cada desconocido, su rostro, en cada mirada, un "no te vayas", en cada boca, un "sin ti no puedo"... Mas no tenía que buscarlo, porque siempre había estado a su lado...

En cada búsqueda estaba él, a su lado, susurrando cada "no te vayas", cada "sin ti no puedo", no eran solo palabras, eran hechos...

P.D.: Cada persona siente de una forma, ama de una forma, no por ello, se quiere menos o más... Porque la muestra más sincera de amor, es la presencia de esa persona, y ninguna otra... Lo importante, saber diferenciar...

viernes, 14 de septiembre de 2012

Reflexiones Septiembre

Una sensación rara me invade, puede que simplemente me haya levantado con mal pie, puede que no haya dormido bien, esa opción es la más probable, pero no sé, es una sensación extraña que me come por dentro... Quizás no debería pensar tanto, dar tantas vueltas a las cosas, intentar darle sentido a todo lo que me rodea, al fin y al cabo, hay cosas que no tienen explicación, que pasan, que se viven, que forman parte de nosotros, y ya está... La semana comenzó interesante, para qué me voy a negar, lo sabes :), ha transcurrido sin grandes acontecimientos, exceptuando mi Santo, Dulce Nombre de María, la verdad, no fue un gran día, pero eso ya da igual, es pasado; lo único importante, coincidir con mi Perlica ayer, parecerá una estupidez, pero la echaba mucho de menos, y sí, tienes razón, la gente poco a poco te va demostrando lo que le importas, lo más posible, nada, te vienen las decepciones, y te das cuenta que no son tantos los amigos que hay, cuando realmente se necesitan... Y no me refiero a que se tenga que esperar algo a cambio, pero cuando se quiere a alguien, sea como sea, esa persona forma parte de nosotros, y nos duele su sufrimiento, sus caidas, sus malos días, al igual que nos alegramos de sus triunfos, de sus sonrisas, de sus gritos de alegría... Ahí reside la diferencia entre las personas, las que siempre están aunque caiga granizo del cielo, y las que solo aparecen los días de sol, o cuando a ellos les cae el chaparrón y necesitan un techo...

Por qué hablar de esto, porque a veces me canso, estallo, prefiero estallar aquí, que no en la persona que menos lo merece, pero vivimos en un mundo donde el egoísmo es el plato del día, y no pasa nada, la sociedad se ha acostumbrado...

Uno de mis grandes defectos es que no sé compartir, o al menos, en ciertos temas, no sé :)), pero el egoísmo, la hipocresía, no forman parte de mi... Se me nota mucho que algo no me gusta, y doy el taconazo en el suelo... Mi padre dice que tengo demasiado carácter, y como le digo yo, prefiero tenerlo y no callar, a vivir en la ignorancia de una bonita mentira...

P.D.: Un rollazo, sí, sin sentido aparente, pero es que soy complicada, y a veces, solo yo me entiendo... Muaaaaaa Perlica :)

jueves, 13 de septiembre de 2012

Cincuenta y tres

Sígueme... Esa es la palabra que tanto ansiabas; el susurro que una y otra vez, mi mente gritaba, pero mi boca silenciaba, hasta ese instante... Ese momento, entre miradas, entre sonrisas, entre tu mano y la mía... Sígueme... Entre esa eléctrica caricia que recorre mi espalda, entre tus labios saboreando mis labios, entre tus dientes devorando mi cuello, entre tu lengua lamiendo... Sígueme... Con tu cuerpo invadiendo el mío, con tus dedos construyendo caminos de fuego, con tus ojos descubriéndome de nuevo, con tu boca saciando tus deseos... Sígueme... Hasta ese cómplice rincón de nuestra perdición, hasta los confines de mi sexo, hasta cada uno de mis gemidos y jadeos, hasta esa embestida que nos deja sin aliento, hasta cada uno de los tirones que das a mi cabello... Sígueme... No solo por deseo ni anhelo, sino porque necesitas devorar, tocar, apretar, saborear, embestir, acariciar, lamer, aferrar, besar, sentir, susurrar, follar cada centímetro de mi cuerpo...

P.D.: Sígueme... Al fin y al cabo, es tu Imperio...

domingo, 9 de septiembre de 2012

Entre los árboles y Tú...

Perdida en medio de la nada... Perdida entre árboles, entre el eterno cantar del agua que fluye entre las rocas, entre el silencio de mis labios y los gritos de mi alma... Sintiendo cómo el sol se cuela entre las ramas y me alumbra, cómo una suave brisa me envuelve, y de repente... Tu voz entre las hojas, tu risa resonando entre los árboles, tus ojos, de nuevo, iluminándome... Qué sensación más extraña me invade, sé que no estás, pero te siento; sé que no puedes tocarme, pero he sentido tus manos acariciarme; sé que no puedo oírte, pero hasta mi corazón ha latido más fuerte; sé que no me puedes haber mirado, no estás aquí, pero me he perdido en tus ojos y me he vuelto a encontrar... Lo sé, lo sé, es imposible, pero por cada paso había una caricia, por cada mirada una sonrisa, por cada suspiro un beso que atesoraba ese suspiro lanzado al viento, por cada lágrima un Te quiero... Qué sensación más extraña me invade, te fuiste...

P.D.: Y regresaste.