El Silencio es el Verdadero Lenguaje de las Almas

...

jueves, 17 de enero de 2013

Taconazos



Estoy mosca, se nota, ya sea aquí, en Twitter o en cualquier sitio, estoy mosca... Pero aunque me desahogue aquí, lo bueno de todo, es que lo hago frente a frente también... No me callo, para bien o para mal, si algo he aprendido en lo que llevo vivido es que las cosas tienen que ser claras y el chocolate espeso... Antes callaba, me enfadaba sobre todo conmigo misma, y al final, no solucionaba nada; ahora es distinto, hablo las cosas, no en caliente, porque no me gusta, pienso que hay que reflexionar las cosas antes de actuar, más que nada porque si metes la pata o estallas, pierdes la razón, y eso, no se puede consentir... Porque entonces no te ha servido de nada el mosquearte, el enfadarte ni el reflexionar... A esto, lo llamo lanzar tacones y la verdad, llevo unos cuantos lanzados y seguiré lanzándolos cuando algo no este bien, porque respeto las opiniones, entiendo que cada persona es un mundo, y demás, pero hay cosas que no, que por mucho que quieran que pasemos por el aro o que les bailemos el agua o que simplemente pongamos la otra mejilla, porque es que como somos buenos llegamos a tontos, NO tenemos porqué mirar para otro lado, no tenemos porque aguantar las tonterías... Ea!!

P.D.: Así que si te llega un tacón, no te asustes... Simplemente es que te lo merecías ;)

martes, 15 de enero de 2013

La Ruleta



Qué injusta es la vida!!!!! Hace un año un amigo se fue para siempre, Andrei, una persona que se mostraba llena de vida, con ilusiones y con tanto por vivir... Pero que en el fondo, se veía superado por las circunstancias, que le atormentaba el no poder demostrarse a si mismo y a su familia que podía con todo, que podía vivir su sueño, y decidió poner fin... Tenía mi edad, tan solo 28 años, se fue sin hacer ruido, solo, y sin embargo, todo el pueblo aquí, y su gente en Rumania se desvivieron con la triste noticia, porque no lo entendían, porque era imposible de creer... Muy triste... Él decidió, y no se pudo hacer nada; luego está la gente que no tiene opción, que la ruleta de la vida ha dado en la suya y no pueden elegir vivir, y es muy triste, sobre todo cuando es una persona joven, con toda una vida por delante, que comienza a vivir... Por qué hablo de esto, porque es injusto, hace un año Andrei se iba por decisión propia, hoy, mi vecino, un joven de 38 años se despide de su familia porque sin más estaba resfriado, porque no se curaba un resfriado normal y corriente, y de repente, su luz se apaga en horas... Es muy injusta la vida, porque no da tregua, porque si es el momento, y te toca, no puedes hacer nada, y porque a veces no nos damos cuenta que es solo un suspiro y se acabó...

P.D.: En estos dos últimos años he perdido a mucha gente por culpa del cáncer, mis tios, amigos, conocidos y nunca dejaré de decirlo... Qué hijo de puta es!


lunes, 7 de enero de 2013

Un abrazo

Un abrazo, algo tan simple, algo tan rápido de hacer, tan normal... Y tan difícil a veces... Intento comprender el porqué de determinadas acciones, de cómo la gente hace una cosa u otra, y por más que pienso y reflexiono no llego a una razón concreta, a algo que le de un poco de luz a esta sensación de oscuridad... Se conoce gente, yo que soy algo desconfiada, me cuesta abrirme, al final lo hago... Hostia!! Vuelvo a cerrarme, pasa el tiempo, gente nueva, de nuevo, se comienza a confiar, de nuevas, Hostia!!! Y así, muchas veces, no todas duelen igual, pero hay algunas que duelen, y duelen mucho, porque no lo esperas, y no hablo de relaciones de pareja, No, hablo de amistad, pero claro, ese término también se utiliza mal...

Por qué lo llaman Amistad cuando en realidad es Interés... Puro y duro interés...

Por qué hablar de abrazos, porque necesito un abrazo de verdad, no por compromiso, no por interés, no por quedar bien, no, necesito un abrazo de alguien que me quiera de verdad, con mis defectos y mis virtudes, que me valore por cómo soy día a día con esa persona, que no soporte que yo esté mal, que mis lágrimas le duelan igual que me duelen las lágrimas de la gente que quiero, que ese abrazo sea cariño, aprecio, sinceridad, confianza como la que yo pongo en cada persona que forma parte de mi vida, consuelo, amor... Porque un abrazo es algo simple, pero es la muestra de afecto más perfecta jamás creada, si se da desde el alma...


P.D.: Pensamientos que vienen y van, como las personas a lo largo de la vida...

jueves, 3 de enero de 2013

Reflexión FiEsTeRa

Días hay de todos los colores, eso está más que probado; buenos, malos, regulares, pero lo mejor, inolvidables... He tenido mis días algo bajunos, pochos, chof, de poca gana o ninguna, pero siempre ha existido algo que lo ha cambiado, mi sobri Alberto con su cuerpecito de alambre que te saca una sonrisa aunque no tengas ganas, mi familia en general, con nuestro día a día, que parece de chiste, con invitaciones inesperadas pero que te hacen disfrutar y pasar un buen rato; pero sobre todo, las cenas de amigas, ese gran gran gran momento que es irse de cena con tus amigas... Anoche, fue la noche, primero peluquería, cambio de look, divina como siempre jijijijiji, después de compras, algún regalo, rebajas!!! y la cena... Elegimos un sitio nuevo, un italiano, serán las raices que llaman, pero a lo que voy, ya desde el principio creo que hacía tiempo que no me reía tanto, entre mi prima que se quiere quedar embarazada y no hay manera de pillar al marido, Eli que tiene un hambre sexual que va a consumir al marido y las tres solteras que tenemos más peligro que un caramelo en la puerta de un colegio, vamos, descojone asegurado en la mesa; y así fue, risas y más risas, bromas, mi poca vergüenza para hablar de sexo en público y llamar las cosas por su nombre, el camarero que vio el cielo abierto cuando entramos, porque disfrutó más que nosotras, y el hecho en sí de que hacía tiempo que no nos reuníamos así, los niños es lo que tiene, y los maridos que no saben llevarnos el ritmo, más... Así que, puedo decir que aunque todavía me queda una quedada, el Roscón, y aunque no han sido las mejores Navidades porque me ha faltado gente que quiero mucho, ya sea porque han emprendido un largo viaje, o porque sin más, a ellos no les gustan y se pierden, han sido unas buenas Navidades, porque en cada día ha existido una sonrisa, un saludo, un abrazo, una mirada o incluso un Te quiero mucho, y no de compromiso, sino de corazón, y con eso, a mi me basta para seguir sonriendo a la vida...

P.D.: Nunca se sabe cuándo una sonrisa hará que tu día cambie de color, lo mejor, estar preparad@