El Silencio es el Verdadero Lenguaje de las Almas

...

jueves, 3 de enero de 2013

Reflexión FiEsTeRa

Días hay de todos los colores, eso está más que probado; buenos, malos, regulares, pero lo mejor, inolvidables... He tenido mis días algo bajunos, pochos, chof, de poca gana o ninguna, pero siempre ha existido algo que lo ha cambiado, mi sobri Alberto con su cuerpecito de alambre que te saca una sonrisa aunque no tengas ganas, mi familia en general, con nuestro día a día, que parece de chiste, con invitaciones inesperadas pero que te hacen disfrutar y pasar un buen rato; pero sobre todo, las cenas de amigas, ese gran gran gran momento que es irse de cena con tus amigas... Anoche, fue la noche, primero peluquería, cambio de look, divina como siempre jijijijiji, después de compras, algún regalo, rebajas!!! y la cena... Elegimos un sitio nuevo, un italiano, serán las raices que llaman, pero a lo que voy, ya desde el principio creo que hacía tiempo que no me reía tanto, entre mi prima que se quiere quedar embarazada y no hay manera de pillar al marido, Eli que tiene un hambre sexual que va a consumir al marido y las tres solteras que tenemos más peligro que un caramelo en la puerta de un colegio, vamos, descojone asegurado en la mesa; y así fue, risas y más risas, bromas, mi poca vergüenza para hablar de sexo en público y llamar las cosas por su nombre, el camarero que vio el cielo abierto cuando entramos, porque disfrutó más que nosotras, y el hecho en sí de que hacía tiempo que no nos reuníamos así, los niños es lo que tiene, y los maridos que no saben llevarnos el ritmo, más... Así que, puedo decir que aunque todavía me queda una quedada, el Roscón, y aunque no han sido las mejores Navidades porque me ha faltado gente que quiero mucho, ya sea porque han emprendido un largo viaje, o porque sin más, a ellos no les gustan y se pierden, han sido unas buenas Navidades, porque en cada día ha existido una sonrisa, un saludo, un abrazo, una mirada o incluso un Te quiero mucho, y no de compromiso, sino de corazón, y con eso, a mi me basta para seguir sonriendo a la vida...

P.D.: Nunca se sabe cuándo una sonrisa hará que tu día cambie de color, lo mejor, estar preparad@

No hay comentarios:

Publicar un comentario