El Silencio es el Verdadero Lenguaje de las Almas

...

viernes, 14 de septiembre de 2012

Reflexiones Septiembre

Una sensación rara me invade, puede que simplemente me haya levantado con mal pie, puede que no haya dormido bien, esa opción es la más probable, pero no sé, es una sensación extraña que me come por dentro... Quizás no debería pensar tanto, dar tantas vueltas a las cosas, intentar darle sentido a todo lo que me rodea, al fin y al cabo, hay cosas que no tienen explicación, que pasan, que se viven, que forman parte de nosotros, y ya está... La semana comenzó interesante, para qué me voy a negar, lo sabes :), ha transcurrido sin grandes acontecimientos, exceptuando mi Santo, Dulce Nombre de María, la verdad, no fue un gran día, pero eso ya da igual, es pasado; lo único importante, coincidir con mi Perlica ayer, parecerá una estupidez, pero la echaba mucho de menos, y sí, tienes razón, la gente poco a poco te va demostrando lo que le importas, lo más posible, nada, te vienen las decepciones, y te das cuenta que no son tantos los amigos que hay, cuando realmente se necesitan... Y no me refiero a que se tenga que esperar algo a cambio, pero cuando se quiere a alguien, sea como sea, esa persona forma parte de nosotros, y nos duele su sufrimiento, sus caidas, sus malos días, al igual que nos alegramos de sus triunfos, de sus sonrisas, de sus gritos de alegría... Ahí reside la diferencia entre las personas, las que siempre están aunque caiga granizo del cielo, y las que solo aparecen los días de sol, o cuando a ellos les cae el chaparrón y necesitan un techo...

Por qué hablar de esto, porque a veces me canso, estallo, prefiero estallar aquí, que no en la persona que menos lo merece, pero vivimos en un mundo donde el egoísmo es el plato del día, y no pasa nada, la sociedad se ha acostumbrado...

Uno de mis grandes defectos es que no sé compartir, o al menos, en ciertos temas, no sé :)), pero el egoísmo, la hipocresía, no forman parte de mi... Se me nota mucho que algo no me gusta, y doy el taconazo en el suelo... Mi padre dice que tengo demasiado carácter, y como le digo yo, prefiero tenerlo y no callar, a vivir en la ignorancia de una bonita mentira...

P.D.: Un rollazo, sí, sin sentido aparente, pero es que soy complicada, y a veces, solo yo me entiendo... Muaaaaaa Perlica :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario