El Silencio es el Verdadero Lenguaje de las Almas

...

jueves, 14 de febrero de 2013

Querer y San Valentín



Bonito día para decir Te quiero... Como cualquier otro, incluso mejor otro que hoy... Así lo he pensado siempre, y lo seguiré pensando... Por un regalo hoy ya has dicho Te quiero todo el año? No lo digo por decir, lo digo por experiencia, porque conozco parejas que durante el año se tratan como desconocidos y hoy, alardean de lo que les ha regalado la pareja, cuanto más llamativo, mejor... Luego están los que son empalagosos hasta el vómito, pero mira, se quieren, que les dure... Después, los que creen que esto es un invento, como Sarita Montiel, Pero qué invento es este??? Y hablan de la sociedad de consumo, tonterías... San Valentín lo celebra quien quiere y punto, y debería ser así, si lo celebras porque la mayoría lo hace, tienes un problema... Respeto a los que lo celebran, respeto a los que no, a mi personalmente, me da igual, es un día que está ahí como otro más; eso sí, si me han regalado lo he agradecido, y si no lo han hecho, tampoco me ha molestado... Creo que cuando se quiere a alguien no hay un día en especial para decirle o demostrarle lo que se quiere a esa persona, sino que es toda una vida, de buenos y malos momentos, pero compartidos, de despertarse a su lado y observarle, es un amanecer en silencio, pero a su lado, es sentir la brisa de sus palabras en el viento, de cuidarle cuando está enfermo, de preocuparte, de dejarle espacio cuando lo necesita, y de abrazarle sin que te lo pida, es cada momento que te mira y te habla sin palabras, son risas cómplices, o lágrimas lamidas, es cada vez que te hace vibrar entre sus brazos, o tu a él entre tus piernas, es un susurro que electrifica, o un "fóllame" en medio de la locura, es discutir en el día a día, pero también comprender, es sorprender con lo cotidiano, pero también con lo inesperado, como cuando habla de algo que se supone que te da igual, pero luego se lo recuerdas, se da cuenta de que le escuchas de verdad, es es es tantas cosas que no tienen cabida en un día, y que por supuesto, se necesita toda una vida... Eso, es decir Te quiero y no un 14 de Febrero...

P.D.: Prefiero un ramo de tulipanes cualquier día porque te has acordado de que es mi flor favorita, a que me lo regales en San Valentín porque es lo que dicta el mundo... Hay que moverse por los impulsos del corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario