El Silencio es el Verdadero Lenguaje de las Almas

...

miércoles, 21 de marzo de 2012

Días... A montones

Días... De todos los colores, aromas, pensamientos, ideas, recuerdos, luces, sombras, pero al fin y al cabo, días... Ayer, una gran nevada nos sorprendió, mi noche había sido prácticamente inexistente, el día despertó con lluvia, una preciosa lluvia, cómo me gusta... La lluvia dió paso a los copos, y de ahí, a unas montañas que parecían algodones de azúcar... Hoy, un sol espléndido, de los que te incitan a sentarte tranquilamente y disfrutar del día, un día lleno de luz, del sonido de los pájaros que desconcertados viven en una primavera confusa o en un invierno que no quiere marchar, y sobre todo, lleno de charcos que poco a poco se secan, pero rebeldes dejan las marcas de que no hace muchas horas, ellos, eran los que presidían y engalanaban las calles...

Esta noche pasada, otra noche sin dormir, mil pensamientos, además de cosas por hacer hoy y muy temprano, los médicos no esperan, esperemos que todo salga bien y todo sea negativo, por esta vez, quiero NEGATIVIDAD!!! Un gracias a esa persona que hoy me ha dado un abrazo y un besazo, lo necesitaba; a veces, se necesitan tantas cosas, que por miedo o vergüenza a ser descubiertos no hablamos, callamos, dejamos que la herida crezca, que el pesar nos inunde, y que sin más, la lluvia no caiga del cielo, sino de nuestros ojos sin remedio...

Eran las cinco de la mañana cuando te he leido, aún estaba despierta, cosas de la vida, te diré una cosa, o varias, no sé, cuando me enrollo me enrollo, todo viene y va, bueno, malo,  personas que nos iluminan, otras que no tanto, personas que nos hacen sonreir, personas que aunque despiertan una lágrima en nosotros, esa lágrima puede decir mucho más que todas las sonrisas del mundo, porque ella, puede ser la luz o la oscuridad, la alegría o la tristeza; pero sin duda, cada momento vivido lleva una canción, y cada canción, un recuerdo... La BSO de nuestra vida...

Así que hoy, un día de transición, donde no sabemos qué pasará mañana, donde fracamente, lo único que me importa en este momento, es mirar al cielo y sonreir sin más, aunque me cueste hacerlo, porque sinceramente, siempre hay tiempo para llorar...

P.D.: No me gusta pedir abrazos ni besos, menos a mis sobrinos :), aunque mi sobrina Elvira me lo da sin pensárselo, es su saludo cuando viene del cole sea cabreada o llena de ilusión... Pero hay días, donde se necesita una sonrisa, un abrazo, un beso, o simplemente sentir que no se está solo, hoy, es un día de esos, hoy, necesito un abrazo de tus brazos, una sonrisa de tu boca, el calor de tu alma...

2 comentarios:

  1. Para que este no sea un día más, premio en mi blog para ti. Muackk

    ResponderEliminar
  2. Ayyyyyyyyy ya me he pasado a recogerlo, voy a limpiar el polvo del blog y lo pongo jajajjajjaja... este me viene como anillo al dedo jajajja

    Muaaaaaaaaaaaaaaaa

    ResponderEliminar