El Silencio es el Verdadero Lenguaje de las Almas

...

lunes, 1 de octubre de 2012

Cincuenta y cinco

Abrázame, abrázame con fuerza, abrázame con deseo, abrázame con pasión, abrázame con anhelos y amor, abrázame hasta dejarme sin aliento... Hasta el dolor... Puede que no exista un mañana para los dos, que no me vuelvas a mirar, que no te vuelva observar, puede que tus manos no recorran mi cuerpo otra vez, puede que tu boca no sacie su sed en mi ser, puede que no sienta tu respiración en mi espalda, navegando hasta mi cuello, erizando mi piel, puede que no existan más noches donde solo seamos Tú y yo, puede que mis gemidos se conviertan en un recuerdo, puede que el amor, no me hagas otra vez, puede, puede que no nos volvamos a ver... Quizás solo sea un mal sueño, y me despierte abrazada a ti, quizás el destino prueba con dureza nuestro sentir, quizás nunca te separes de mi, quizás tus cadenas me aferren a ti, quizás siempre forme parte de ti, quizás, quizás seamos eternidad... Pero te diré una cosa que sé, que cada beso, mirada, sonrisa, susurro, lágrima, gemido, caricia, bocado o suspiro fue sentido y querido... Fue Tuyo y mío... Nuestro.

P.D.: Posible, definitivo, quizás, no sé, pero abrázame como si esta noche fuera la última vez...

No hay comentarios:

Publicar un comentario