El Silencio es el Verdadero Lenguaje de las Almas

...

lunes, 19 de noviembre de 2012

Reflexión Noviembre

A veces, me pregunto qué hubiera sido de mi si no me hubiera pasado todo lo que me ha pasado... Pienso en las personas con las que me he cruzado, las circunstancias, los errores, los NO a tiempo, los SI incondicionales, las sonrisas, los amigos, las miradas, los enemigos, los daños, los amantes, los buenos momentos, las palabras inadecuadas, las aventuras, los hundimientos, las bromas,  las noches sin dormir (bueno, eso forma parte de mi), las idas y venidas, las ilusiones, los proyectos, las meteduras de pata, y así, una larga lista de vivencias a lo largo de mi vida... De caída y subida, de momentos de relax, tranquilidad, de otros de vivir en una montaña rusa, da igual, la situación, la persona, el momento, puffffff lo que sea, todo ha servido... Podré ser mejor o peor, pero así soy yo, me dicen ven y voy, puede que me haga un poco de rogar, pero voy; me dicen vete y antes lucho, aunque al final, me vaya; me dicen shhhhhh y respondo con una risa bien fuerte; me piden un abrazo y lo regalo; me piden un beso y me lo pienso, una que es así :)); me piden espacio, y lo doy... Tras lo que llevo vivido en estos 29 años, pocos, sigo mirando hacia el futuro, con la esperanza y la lucha de que mis deseos se cumplan, con la añoranza de momentos pasados que me hicieron feliz, con el suspiro sanador de quien ha vivido malos momentos y ha sabido sobrellevarlos... Con las ganas de vivir intensamente el día a día, porque aunque parezca mentira, hubo un tiempo en el que no vivía, y lo recuerdo con lágrimas y una sonrisa, con lágrimas porque en parte, es el pilar fundamental sobre el que se erige mi personalidad y con eso me basta para no volver a él, con sonrisa, porque le vencí... Todo lo que nos ocurre, nos influye en nuestra forma de ser, para bien o para mal, Yo prefiero pensar que es para bien, siempre para bien, porque para mal, siempre se está a tiempo...

Esto de salir a correr me hace pensar más de lo necesario, pero la verdad, qué sería de mi si no pensara tanto...

P.D.: Y no me arrepiento de nada...

No hay comentarios:

Publicar un comentario