El Silencio es el Verdadero Lenguaje de las Almas

...

jueves, 13 de diciembre de 2012

La pared

La tarde corría veloz tiñendo el paisaje de oscuridad... Allí, entre las sombras de los árboles y las primeras luces de los faroles, ella le esperaba con impaciencia... Apoyada en esa pared donde tantas veces se habían besado, acariciado, mirado, deseado, devorado... Ahora solo era una pared más, envejecida por el paso del tiempo, por las idas y venidas, por la complicidad de los enamorados, por los niños jugando, por la lluvia, el sol, por los años... Allí esperó, sola, sintiendo el frío golpear su rostro, pensando en todos los momentos vividos en esa pared, ese encuentro por casualidad, el que les descubrió, ese día bajo la lluvia que los unió, los días de otoño e invierno abrazados y besándose entre las miradas de la gente, los primeros atardeceres de primavera contemplados cual estatuas, sintiendo cómo ese calor se desvanecía, y comenzaban a buscarse más allá de sus manos, los largos paseos recorriendo las calles de madrugada que siempre terminaban allí, entre la luz tenue de una farola y la complicidad de las imperfecciones de una pared de ladrillos... Allí, toda una vida de sensaciones, emociones, caricias, miradas, sonrisas... Y ahora, qué?! se decía a sí misma... Ahora, solo serían recuerdos, y el tiempo, poco a poco, los iría borrando de su mente, pero no de su corazón... La luna asomaba entre los tejados, sonriente, testigo de una historia, brillante, porque toda historia tiene luz y oscuridad... Escuchó unos pasos, un escalofrío la recorrió, sabía que era él, se concentró, apretó las manos y se juró que no lloraría, esta vez no... Él, con su rostro sereno, como siempre, y una sonrisa, llegó hasta ella, le acarició la mejilla, le susurro un hola y, justo en ese instante, cayó rendida en sus brazos, presa de sus lágrimas, sin salida...

El silencio inundó el espacio, solo existían ellos dos, ese abrazo, esas lágrimas invadiendo su camisa, esa sonrisa, pero sobre todo, una proposición... "Vente conmigo allá donde nos lleve la vida..."

P.D.: A veces, los grandes miedos y pesares nos impiden ver lo maravilloso que nos queda por vivir...

No hay comentarios:

Publicar un comentario