El Silencio es el Verdadero Lenguaje de las Almas

...

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Sus Ojos VII

Vi tantas cosas, que no sabría cómo expresarlas... Al comienzo, susurros en una terraza sintiendo el frío del invierno que se marcha, pero que no está seguro de ello... Siguiendo, con risas, confidencias, ilusiones, ideas, conversaciones llenas de descubrimiento, en medio de una tempestad de exámenes... Llegó el verano y el no parar, llamadas que no llegaban, momentos de complicidad entre mensajes sin destinatario, silencios eternos entre el dolor del alma; en ese momento, sus ojos no eran de deseo ni de anhelos, eran simplemente, los ojos de quien te aprecia, de quien te apoya en un mal momento, de quien le duele tu dolor, y eso me hizo ver en sus ojos a una gran persona, ver algo más... Luego, llegaron los juegos, las dos bandas, el decir una cosa pero hacer otra, el daño... Y te seguía mirando a los ojos, porque quería creer en ellos más que en tus palabras, porque aunque me doliera, y me duele, a veces para lograr la felicidad, se tiene que hacer daño a otros... Te he mirado muchas veces a los ojos, y sé que te duele mi dolor, pero comprende que me duela y que no aplauda aunque celebre tu felicidad, pero es que para que tus ojos hoy brillen, tuviste que apagar los míos, y eso, créeme, no se cura tan fácil...

Entiendo que quieras que esté en tu vida, me hiciste feliz durante un tiempo, pero ya no es lo mismo, y tanto tus ojos lo ven, como tu alma lo siente...

P.D.: Sus ojos seguirán su camino...
P.D.: Te prometí que lo escribiría, y yo cumplo... Con la mayor sinceridad que mi alma puede darte...

No hay comentarios:

Publicar un comentario