El Silencio es el Verdadero Lenguaje de las Almas

...

martes, 4 de enero de 2011

La Loba preparada...


Uhhhh hace unos días bromeaba con mascota sobre si era gata solo o me convertía en loba para aullar a la luna, pues bien, llevo unos días que mas que miular (como dicen aquí) como los gatos, aúllo como los lobos, más que nada porque el vaso de mi paciencia que tiene libros de capacidad, se ha ido llenando en las últimas semanas, y como no, todo tiene un límite. Estoy que muerdo, no sólo por comportamientos de personas, sino por acciones de ciertas personas. Durante años, estuve trabajando en el sector de la hostelería, así que imaginar con lo adorable que soy jejeje, cómo podía ser con los clientes, ni una queja, me desvivía porque la estancia fuera lo más cómoda para ellos, ya fueran clientes alojados o no. Hoy día, cuando me ven por las instalaciones, ya como clienta yo también, hay una amabilidad en su trato recordando lo que fue en su momento.

Pues bien, llevo peleando con un establecimiento desde hace meses, donde el servicio postventa me ha demostrado que es inexistente, y en esos momentos, cuando ves que la gente se pasa por "el arco del triunfo" que tu seas amable o no con ellos, por qué coño sigo tratándoles con respeto, con educación, con paciencia, con todo aquello que a mí me enseñaron desde pequeña y que conforme he ido creciendo he desarrollado, profundizado para que nadie pueda decir de mi que he sido descortes, maleducada, o mil cosas más que se podrían pensar; por qué, porque la mejor palabra es la que no se dice, o porque el mayor desprecio es no hacer aprecio... Pues no, porque soy así, tonta, y porque sigo pensando que con buenas formas todo se soluciona, por ello cada vez que voy allí a defender mis derechos como cliente, pues dejo la loba en casa y saco la gata educada que he sido siempre, pero que lleva las uñas más afiladas que una cuchilla de afeitar.

Por qué cuento todo esto, porque estoy hasta la mismisima que me digan que las cosas se hacen de otra forma, que hay que ser más agresiva, más que nada porque sé que hay otras vías, que tardarán más, claramente, pero que me darán la razón, y son que tanto la gata como la loba, antes de atacar, antes de sacar la artillería pesada, van con sigilo, estudiando cada movimiento para que cuando llegue el momento, la vitoria sea en un solo movimiento y sin esfuerzo, vamos quedando como una reina y encima con la razón de mi lado, porque yo lo valgo.

Por cierto, sigo grrrrr, pero preparada para atacar y de qué manera!!

2 comentarios:

  1. Cada cual es como es, y eso sucede en todos los hechos de la vida... Tanto en los buenos, como en los malos, si siempre has sido una gatita mimosa, no será ahora cuando te conviertas en la loba arranca cabezas! No debes cambiar, y si al final te decides por matar a alguien... Llamame :P

    ResponderEliminar
  2. Gatita mimosa jejejjeje, que bien te ha quedado cuando me dices "borde" :P, a veces cansa ser tan correcto cuando la gente te trata como si fueras un número más y no una persona, eso me jode, más que nada porque no somos números, sino personas, y el respeto y la educación estan por encima de todo. Perooooo aunque sea "mimosa", soy una mujer de carácter y lo sabes... Así que las uñas afiladas por si acaso y con el número marcada para mi defensor :P

    Muaaaaaaaaaaaa corazón

    ResponderEliminar