El Silencio es el Verdadero Lenguaje de las Almas

...

martes, 12 de abril de 2011

Vive

Llevo días pensativa, Yo que le doy muchas vueltas a las cosas, es mi rum rum normal, y la verdad, después de pensar tanto, no he llegado a ninguna conclusión definitiva. Debo? No debo? Lo hago? No lo hago? Es mejor no hacerlo? Y en todas es un no sé. Por qué todo lo complicamos tanto? (Yo y mis por qués), le doy vueltas al pasado, pienso en el futuro, y solo sé una cosa, que estoy aquí sentada frente al ordenador, haciendo una pausa en el trabajo, sintiendo la brisa que entra por la ventana, observando cómo los rayos de sol brillan en la fachada de enfrente, cómo mi cabello me cae por los hombros y me acaricia el pecho con cada movimiento, jugueteo con él, siempre me ha gustado, aunque en casa eso de tocarse el pelo no esta bien jjajja, manías!! Luego pienso en las personas que quiero, en mi sobrino Alex que hoy cumple 9 añitos, en mi sobri Amable que anoche recibió la visita del Ratoncito Pérez :), en mi familia (que somos muchos), en mis amigas (cada una con su locura particular y su querido!), esa persona que está ahí, en silencio, mirando de reojo, para que parezca que no mira; en esa persona que quiero y odio a la vez; en la persona que ha desaparecido sin más, porque su dolor era mayor a su esperanza, y tantas y tantas personas que forman parte de mí, que encima me preocupo por cada una de ellas, y entonces, me pregunto sus por qués! Por qué actuan así, por qué no lo hacen de otra forma, por qué se dejan invadir por el miedo, por qué no se dejan llevar, por qué cuando tienen algo bueno en sus manos, algo que les llena de vida, les da la felicidad, les hace sonreir hasta el alma, sin más lo dejan escapar... Ayer me decían que es un síntoma de cobardía, puede ser, cada persona es un mundo y sus circunstancias, pero con lo bonito que es vivir, el poder decir, he vivido hasta el último aliento, he sentido la vida en cada poro de mi piel, he sentido el amor de una persona como nunca lo había sentido, sonriéndome, oliéndome, besándome, acariándome, envolviéndome en puro amor, en pura vida... En definitiva, saboreando cada segundo, viviendo intensamente, sin oscuridad, sin ver la vida desde un rincón cómo pasa, más que nada, porque en el rincón de enfrente, está ese alma que entiende, que comprende, que tiene paciencia, que sigue tus pasos al compás de la música, que por encima de todo te sonrie, y que desde su rincón te susurra... Vive!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario