El Silencio es el Verdadero Lenguaje de las Almas

...

viernes, 23 de diciembre de 2011

Michirones...

Hay un dicho que dice... "En todas las casas se cuecen habas, y en la mía, michirones" (plato murciano), es verdad, cada casa tiene lo suyo, sus historias (para no dormir), sus buenos momentos, malos, y un largo etc... Hoy el día comenzó bien, llevo despierta, desde antes de amanecer, levantada, desde hace ya bastantes horas... No suelo hablar mucho, soy de observar, lo he dicho bastante por aquí, pero cuando hablo, sentencio y arraso, de ahí, no hablar mucho... No me gustan los malos rollos, las discursiones, porque francamente pienso que no conducen a nada y terminan aburriendo y poniéndote a la altura del otro, pero si me arañan, mato! En mi casa se cuecen michirones, desde hace muchos años, dos tías enfrentadas por gilipolleces, las cuales, pagamos los sobrinos... Hoy tengo una cena especial, a la cual parece que nadie puede ir, con excusas baratas, y es cuando me enciendo y pienso en la hipocresía con la que vive parte de mi familia (materna, claro está; la de mi padre tiene un sentido de la familia completamente diferente), pero que hace que sonrían por un lado y por el otro, tiren puñaladas; nunca lo entenderé, pero esta vez, me ha tocado la moral y bastante; eso sí, la cena se hará, nos lo pasaremos genial, y que luego critiquen...

P.D.: No hay cosa más triste que las gilipolleces y errores de los padres, las paguen los hijos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario