El Silencio es el Verdadero Lenguaje de las Almas

...

lunes, 19 de diciembre de 2011

Veintiocho

La luna era nuestro cómplice, la noche nos arropaba con su manto estrellado... Así, escondidos en la oscuridad, nuestros cuerpos despertaron... Mis ojos te desnudaban, tus manos quemaban mi piel, mientras tus besos saciaban mi sed... Tus susurros iban y venían, me recorrían, me derretían como una dulce melodía, como la banda sonora a la más perversa de mis fantasías... Cada uno de tus dedos creaban caminos de fuego en mi cuerpo, sintiendo cómo la yema de tus dedos acariciaba cada uno de los rincones de mi sexo... Lento, rápido, profundo, acariciando... Besos, bocados, tu voz en mi mente, tu voz en mis labios, y con cada suspiro, aliento a tus gemidos y poder a tus manos...

P.D.: Siento tu calor en mi espalda, tu cuerpo ha despertado...

No hay comentarios:

Publicar un comentario