El Silencio es el Verdadero Lenguaje de las Almas

...

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Veintitrés

Una descarga eléctrica recorre mi espalda, rápida, fría, caliente... Que se acomoda en mi mente, que me nubla, que controla mi respiración, que controla hasta mi corazón... Me envuelve, me embriaga de su dulzura, de su amargura, de su ardiente sabor... Se pierde por los confines de mi cuerpo, vuelve, enloqueciendo mi sexo, se entretiene con mis pechos, que ahora son fuego... Me devora, me sacia, me muerde, me deja exhausta... Mas cómo evitarla, si tus ojos la crearon, para que tus manos, encadenaran mi alma... Y mi cuerpo, se te entregara...

P.D.: Cómo evitarla, si el cielo de tus ojos, envenenó mi alma...

2 comentarios:

  1. Me encantaría despedirme así de mis veintitrés...

    ResponderEliminar
  2. ajjajajajjajajajjajaja ainsssss :)) y yo volverlo a vivir :)

    ResponderEliminar