El Silencio es el Verdadero Lenguaje de las Almas

...

jueves, 24 de febrero de 2011

Reflejo


Hoy en medio de mi clase de estiramientos y relajación, me ha venido a la mente un pensamiento o un deseo, no sé, intentaba poner la mente en blanco y apareció :). Era una simple conversación de la que yo solo era partícipe a medias, puesto que solo escuchaba y no hablaba. Se hablaba de cómo nos ven otras personas, y de repente, saltaba Él con voz seria, pero cariñosa, sonriente y a la vez racional... "Sus ojos, esos preciosos ojos castaños, que con la luz del sol destellan verde, tienen una expresión especial, no hace falta que hable, lo dice todo con ellos. Sabe cuando estoy mal o bien, solo con mi saludo, y eso, me tranquiliza, y me hace sentir alguien muy especial. Cuando tengo el día liado, cansado, no sé cómo, pero ella ya lo sabe, y me espera en casa con la mejor sonrisa, con bromas, con un baño de agua caliente, con un masaje, al final termina siendo el mejor día de la semana; no lo hace para complacerme ni esperando nada a cambio, lo hace porque ella es así, porque sabe que yo no lo haría por mí mismo, y en el fondo, es lo que necesito, desconectar de todo, apagar el móvil, apagar la luz y dejarme llevar. Por la mañana, siempre me besa en la nuca y se pierde entre las sábanas, de repente, un intenso olor a café inunda la casa, sabe que sin él, no soy persona, lo curioso, que ella no tiene por qué levantarse tan temprano, pero lo hace solo por compartir conmigo ese primer momento del día. El domingo por la tarde es su momento, se prepara su baño, unos días con coco otros con moras, sus velitas y un silencio que solo se rompe por el movimiento del agua, unas veces la acompaño, otras simplemente la observo, cómo se pierde en sus pensamientos, o me habla del futuro, de cuando tengamos niños, si ella puede al final tenerlos, en ese momento siempre se le vidrean los ojos, y salto diciendo que serán preciosos, que tendrán su sonrisa tímida, mis ojos, su pelo, que serán adorables como yo, pero que tendrán la dulzura, la sensibilidad y la fuerza de ella; ella sonrie y se vuelve a hundir en el agua, y cuando sale, me bromea con la idea de que los llevará a la playa, siendo pequeños, para que conozcan el mundo que les rodea y me mandará fotos con el móvil al trabajo para decirme "papá mira que bien lo pasamos", al final, termino en la bañera entre cosquillas, besos y bocaditos de amor. Lo mejor de todo, que esto no ha hecho más que empezar, y que sé que me queda mucho más por descubrir de ella, cada día, es una sorpresa más, un gracias por haberla conocido, qué sabio es el destino"

Desperté de mi meditación sonriendo, es un bonito reflejo de mí en él, me hace tener ilusión, deseo, y ante todo, esperanza, porque sé que así será.

P.D.: Da igual que estuviera yo presente o no, lo importante es sentirlo, y realmente, creer en ello, porque existe el amor así, escondido, pero existe :)... muaaaaaaaaaaaaaa

No hay comentarios:

Publicar un comentario