El Silencio es el Verdadero Lenguaje de las Almas

...

martes, 31 de enero de 2012

Reflexiones Enero

Finaliza, y con él, espero no olvidar, porque eso no se puede, pero si dejar que las cosas pasen, que el dolor cada día sea menos dolor, y seguir mirando hacia delante, pero siempre teniendo presente el pasado, porque por él, andamos en este camino... Primer mes del año, de un año que terminó muy mal, tan mal que casi pierdo un ojo, pero que ahora al recordarlo, solo pienso en lo trasto y mala suerte que tengo, que parece que soy un imán para los desastres... Hace un año me rompí la rodilla, esa que todavía está a la espera de una operación, este pasado un ojo, en este que acaba de nacer, mmmm no sé, no quiero pensarlo... He analizado cada día de este mes, desde que comenzó hasta que al fin hoy, le damos puerta; y la verdad, ha sido un mes lleno de cosas buenas, cosas malas, de descubrimientos, de risas, de despedidas, de llantos, de insomnio (aunque esto es todos los días del año, sea el mes que sea), de sonrisas, de miradas, de pensamientos, de confidencias, de malas noticias, de buenas, hasta he tenido un nacimiento en la familia... Pero sobre todo, me he dado cuenta de una cosa, cada persona que hay en mi vida, está por algo, y aunque a veces, dan ganas de estallar y dar un portazo, están ahí; aunque sus días no sean buenos, están; aunque ellos estén peor que yo, están; Están porque nadie se cruza en tu vida por casualidad, siempre hay un por qué, puede que en este momento no lo sepamos, pero tarde o temprano, lo descubriremos... Yo he descubierto una cosa, una cosa preciosa, y es que una de esas personitas que me acompañan, aunque existe una distancia que nos separa, aunque ahora mismo no está bien, aunque hay muchas otras cosas, hay una fascinante y es que se ha abierto, parecerá algo sin ninguna chispa ni ohhhh, pero para mí si lo es; porque siempre ha sido muy reservado, y porque sé que le ayuda a respirar, y eso, es lo que me importa...

Dicho esto, ufff, y tras pasar por el pañuelo :), creo que si no tuviera este carácter no escribiría, ni hablaría como hablo, ni sería yo... Sí, soy emocional, sensible, fría a veces, pero me enciendo como una cerilla, veo más allá de las palabras, de las miradas y de los sueños, así soy, y no voy a cambiar ahora... Así que tengo que decir que Enero al final se ha portado, es el inicio de un año importante, que resolverá muchas dudas, en el que tengo muchos proyectos, en el que muchas historias se sabrá cómo terminan y en el que espero poder mirarme al espejo y poder decir... Al fin, lo hemos conseguido...

P.D.: El qué, se verá...

No hay comentarios:

Publicar un comentario